Arcano Diario VII El Carro del Tarot

Tu arcano diario hoy en Videntes Gratis es VII El Carro. Ésta es la última carta de los Arcanos Mayores del Tarot en el primer septenario. La corona de laurel y la estrella sobre la cabeza del auriga, indican el mayor logro del hombre en la evolución espiritual. El número 7 es el número sagrado, indicando también el logro espiritual. El signo astrológico asociado a esta carta es Cáncer, lo que indica el movimiento y los viajes. El dosel de 6 puntas representa las estrellas celestes con influencias en el trabajo en esta carta. Las medias lunas sobre los hombros del hombre que se enfrentan hacia el exterior vienen a referirse a la formación del mundo. Los símbolos de su túnica son símbolos alquímicos, en representación de la transformación espiritual del hombre. El cuadrado en su pecho es señal de fuerza de voluntad. Las alas en la carroza representan la inspiración, y el Shiva Lingam es el signo Hindú de la unión de lo positivo y lo negativo entre hombre y mujer. Las esfinges, una blanca y otra negra, tienen el mismo significado.

Notarás que El Carro no tiene riendas, para dirigirlo, el auriga sólo necesita la varita mágica de El Mago. Él controla a través de la fuerza de voluntad de la misma manera que lo hace El Mago. La ciudad está detrás de él, lo que indica que ha vuelto la espalda a la civilización y al materialismo, decidiéndose por la búsqueda espiritual.

El arcano de El Carro representa los aspectos positivos del ego. Un ego saludable es aquel que es fuerte y está seguro de sí mismo. El auriga sabe lo que quiere y cómo conseguirlo. En una tirada, el Carro aparece cuando el control es difícil, o el consultante podría estar sometido a pruebas. Nunca es bueno el control brutal, pero sí uno que sea firme y directo, siempre respaldado por una firme voluntad y una gran confianza. El Carro puede significar el autocontrol o el control del medio ambiente. Esta carta también representa la victoria. Hay muchos tipos de victorias, el Carro es del tipo “para ganar yo, alguien tiene que perder”. Su éxito viene de derrotar a la competencia para convertirse en número 1. Tales momentos son gloriosos en las circunstancias adecuadas, pero también pueden ser amargos.

Esta carta representa la conquista, el éxito, la victoria a través de trabajo duro. Una vida equilibrada. Triunfo sobre los problemas de salud y las dificultades de dinero. La capacidad para resistir la tentación. Control sobre las fuerzas de la naturaleza.