Significado de las Velas de Colores

A través del significado de las velas de colores puedes comunicarte con el oráculo del tarot para hacer tu pregunta del amor. Pasan los días y sigues pensando en él ¿Te ha abandonado tu amado y no sabes si volverá? ¿Tendrás suerte en el amor? Aun le sigues queriendo y deseas que vuelva a tu lado ¿Volveré a verle? ¿Cómo puedo saberlo? ¿Quién me podrá escuchar? Existen muchas clases de velas en el mercado y de distintos colores, tamaños y formas. Debes escoger la adecuada para tu caso. Para resolver cuestiones de amor puedes escoger una vela de corazón, que son las usadas para la unión de las parejas. También puedes elegir una vela zodiacal que es la que representa al peticionario. Estas velas contienen toda la energía de aquello que queremos alcanzar.

Si te decides a hacer este ritual pleno de significado con velas de colores para que vuelva tu amor, debes tener una mesa para el altar. Luego escoge dos velas de altar que sean blancas y sitúalas detrás del mismo, una a la derecha y otra a la izquierda. Es mejor que sean de cera de abejas que representan al reino espiritual. Estas velas deben ser las más grandes, las primeras en encenderse y las últimas en apagarse. Si optas por una vela zodiacal para que represente a tu amado, debe ser del color de su signo del zodiaco. Luego escribe su nombre con mucho cuidado en la vela. Estos los colores que corresponden a cada signo del zodiaco:

Aries, regido por el planeta Marte. El color es el rojo oscuro.

Tauro, regido por Venus. De color verde oscuro.

Géminis, regido por Mercurio, color amarillo.

Cáncer, regido por la Luna, de color plateado o blanco.

Leo, regido por el Sol, de color amarillo brillante o naranja.

Virgo, regido por Mercurio, multicolor.

Libra, regido por Venus, de color verde claro.

Escorpio, regido por Marte y Plutón, de color rojo pardo.

Sagitario, regido por Júpiter y Urano, de color azul claro.

Acuario, regido por Mercurio, de color gris.

Capricornio, regido por Saturno, de color negro.

Piscis, regido por Júpiter y Neptuno, de color azul o violeta.

Para hacer que vuelva la persona amada puedes hacer este sencillo ritual. Es preferible que sea viernes que son los días más apropiados para el amor y en luna nueva. Siéntate unos minutos en meditación pensando en él y en los seres con los que te quieres comunicar para que te ayuden. Enciendes las velas del altar y zodiacal con una cerilla, cierras los ojos intentando conectar con el fuego. Al abrir los ojos haces tu pregunta ¿Volveré a estar junto a la persona que amo? Observas la vela zodiacal que se ha encendido rápido y su llama es azulada. Esto es buena señal ya que el oráculo te ha escuchado y se quiere comunicar contigo. Vuelves a cerrar los ojos y al abrirlos de nuevo ves que la llama está quieta y te pones algo nerviosa pero sigues esperando una señal. Ahora se ha movido hacia la derecha, esta es una respuesta positiva. Tu pregunta ha sido escuchada.

La llama permanece unos minutos en la derecha y vuelve al centro elevándose inesperadamente, lo que quiere decir que habrá una reconciliación con tu pareja. Sigues observando la llama de colores y ves como danza volviendo al centro de la vela. Mientras la cera de la vela se va quemando, las gotas empiezan a caer y te fijas hacia donde se dirigen. Son las “lágrimas de la vela” Prestas mucha atención y sigues el recorrido con la mirada. Va cayendo despacio por la derecha. Esto significa que la respuesta será positiva y que será un buen momento para resolver las dudas. En su recorrido la cera se parte en dos, predice que vivirás momentos felices y de calma en el amor. El oráculo te ha hablado y confías en él. Sabes que tu amado volverá pronto. Por último das las gracias y apagas las velas con los dedos.