Tarot La Muerte Invertida

Se cree que la carta XIII La Muerte puede ser “mala” o que augura el final de la vida pero en el tarot no siempre es así. Invertida trae videncia, pues representa un cambio o una transformación necesarios en un momento de nuestra vida. Si te encuentras en una pésima situación durante mucho tiempo, posiblemente durante años, y no sabes cómo salir, medita en esta carta. Es posible que la situación o problema se te presente varias veces y siga ahí. No sabes el porqué pero el Karma nos concede la oportunidad de cancelar las cosas. Dejas pasar este momento por compasión, miedo o cualquier otro motivo, crees que ya no volverá pero se presenta de nuevo. La vida te vuelve a poner en la misma situación una y otra vez pero tú no lo resuelves. Por fin piensas que ya no puedes más y debes solucionarlo de una vez. Lo que necesitas es un cambio radical en tu actitud, una transformación en la vida que te haga resurgir del pasado. De ese pasado que no puedes salir y te aprieta. Es como si estuvieras metido en un pozo oscuro y el agua te llegase hasta el cuello. Mucha gente se ve en esta situación pero siguen con sus miserables vidas porque en el fondo no quieren cambiar ¿Y qué hacen? Se quejan de la vida, erróneamente echan la culpa a los demás de lo que les pasa porque están ciegos y no quieren reconocer sus errores.

Mas tú en cambio te has dado cuenta, una lucecita se ha encendido dentro de ti al contemplar el Arcano XIII. Has visto una calavera que vestía una coraza negra montada en un caballo blanco. Sus cadavéricas manos sujetan con la izquierda un estandarte negro con el dibujo de una flor blanca y con la derecha las riendas decoradas con calaveras y huesos. Los ojos del caballo son rojos. La calavera lleva un casco con una pluma roja. A los pies del caballo hay un rey muerto, que representa al ego, su corona está en tierra. Delante se encuentra un obispo vestido de amarillo. A un lado hay dos niños y todos piden clemencia. Al fondo hay un río en el que se ve una galera a la que remonta la corriente. Más atrás hay dos torres y unas montañas por las que asoma un sol grande y amarillo que parece llamar la atención.

El caballero con su armadura negra pasa junto a ti y te penetra con la mirada de sus ojos vacíos y oscuros. Todos a su lado mueren e imploran clemencia más tu sabes que el jinete no para y no perdona a nadie. Sientes un viento lúgubre al pasar junto al caballo y te deja atrás petrificado por un frío mortal. No quieres seguirle pero él te dice que abandones tu anterior vida sin oponerte a ello. La lucha no es necesaria cuando sabes que la muerte te lleva hacia el renacer. Miras al fondo, el sol se está poniendo y pronto llegará la oscuridad. Debes entregarte a la muerte si no quieres perderte para siempre. Los hombres que a ella se oponen son arrasados sin piedad, van hacia el sol creyendo que encontrarán la paz pero el sol se oculta y la verdad no es conocida por los ignorantes. Abandona tu ego, entrégalo antes de ir con la muerte. Todo lo que lleves será una carga que te hará morir por siempre. Si vas a la muerte vacío y libre de toda carga, ella será tu compañera. Transformación para llegar a la evolución. Deja que la muerte te acaricie para llegar a ver una nueva puesta de sol. Déjate llevar por la imagen de este Arcano hasta penetrar en el subconsciente.

La Muerte indica un final necesario para que el cambio que el tarot predice sea posible. Puede traer dolor, tristeza, abandono de un pasado al que estamos amarrados y al que nos es imposible volver. Tenemos que cumplir con nuestro destino y para ello es esencial el cambio en nuestra vida.